1

Solución a medida

20 litros 

de agua tratada por segundo

15 000 toneladas

de suelo contaminado eliminado

Viendo actualmente

El desafío

En la década de 1930 ocurrieron dos cosas aparentemente no relacionadas: El Aeropuerto de Guernsey celebró su gran inauguración, y se inventaron las PFAS. Y aunque que ambas cosas se consideraron un progreso positivo, las PFAS han demostrado lo contrario desde entonces. Las sustancias de polialquilo y perfluoroalquilo o sustancias perfluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés), un grupo de productos químicos desarrollados en un principio para su uso en revestimientos textiles, utensilios de cocina antiadherentes, productos electrónicos y espumas antiincendios, son ahora responsables de la contaminación ambiental a gran escala. Cuando se identificaron PFAS en las aguas superficiales que abastecen el depósito de agua potable de la isla, el Aeropuerto de Guernsey necesitó ayuda para investigar la cuestión. Sus terrenos podrían haberse visto afectados por el uso de espumas antiincendios durante las actividades de entrenamiento y respuesta a los incidentes, y se necesitaban medidas inmediatas para proteger el suministro de agua potable de Guernsey.

La solución

Era importante establecer si las PFAS específicas identificadas en las aguas superficiales de Guernsey se debían realmente a que el aeropuerto utilizaba espumas antiincendios que contenían el producto químico. Se encargó a Arcadis que investigara y evaluara el suelo, las aguas subterráneas y las aguas superficiales y, afortunadamente, tenemos conocimientos técnicos específicos en el tratamiento de las PFAS. Esto significaba que podíamos aplicar medidas provisionales de respuesta a emergencias mientras diseñábamos y desarrollábamos un sistema de tratamiento del agua a medida que ayudara a limpiar el suministro.

  • MÁS INFORMACIÓN

    Nos pusimos a trabajar inmediatamente y, como parte de nuestra investigación inicial, identificamos siete zonas principales del aeropuerto que habían sido afectadas por las PFAS. Dimos prioridad a cuatro de ellas como necesitadas de atención inmediata y comenzamos los trabajos de descontaminación de inmediato. Esto incluía la eliminación de 15.000 toneladas de suelo afectado, que continuaba actuando como fuente de PFAS al filtrarse en el medio acuático local.

     

    Simultáneamente diseñamos un sistema de tratamiento del agua que eliminaría cualquier rastro de sustancias PFAS remanentes que representara un riesgo para el suministro de agua de Guernsey en general. El sistema que hemos desarrollado utiliza carbón activo granulado, que funciona captando y tratando las aguas subterráneas y superficiales antes de que lleguen al depósito de agua potable de la isla.

     

    A pesar de las dificultades que conlleva trabajar en un aeropuerto activo y tratar con un contaminante de gran complejidad, este sistema de tratamiento se instaló completamente en el aeropuerto en tan solo nueve meses. El sistema de tratamiento, conocido localmente como GWIS (Sistema de Mejora de las Aguas Subterráneas) es capaz de tratar hasta 20 litros de agua por segundo y ha garantizado que las concentraciones de PFAS en el agua potable de la isla están ahora muy por debajo de los criterios actuales de agua potable de Reino Unido.

El impacto

Protección de la población de Guernsey

Era imprescindible idear una forma pragmática, satisfactoria y rentable de gestionar y reducir los impactos de esta contaminación. El hecho de entender que las PFAS tienen gran movilidad en el agua, no se biodegradan y algunas son bioacumulativas, es decir, se acumulan en los organismos vivos, incluidos los humanos, actuó como motivación principal del proyecto.


Capacidades empleadas

Contacte con {name} para más información o preguntas

Arcadis usará su nombre y email solo para responder a su pregunta. Encuentre más información sobre nuestra política de privacidad.