Del 20 al 35 %

de reducción de colisiones a lo largo del corredor

11

segundos ahorrados por cruce para los vehículos de emergencia

Viendo actualmente

Congestión, colisiones y emisiones de North Avenue

Mucho antes de que se convirtiera en un corredor inteligente, North Avenue era familiar para muchos atlanteses. Sus conexiones con los centros de negocio, educativos y de transporte público mantenían esta vía llena de actividad. Pero el flujo constante de conductores, ciclistas y peatones la convirtieron en un punto caliente de las colisiones y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los responsables de la ciudad esperaban que las soluciones digitales pudieran hacer la zona más segura y eficiente. La ciudad de Atlanta, con su iniciativa de renovación, convirtió North Avenue en el Corredor Inteligente de North Avenue, un "laboratorio viviente" en el que ensayar soluciones tecnológicas para conseguir una movilidad segura, eficaz y respetuosa con el medio ambiente.

Transformación digital del ecosistema del tráfico

La conectividad resultaría esencial a la hora de recopilar datos y hacer mejoras en la red de tráfico del mundo real. Los Arcadianos diseñaron un Sistema de Transporte Inteligente (STI) apto para que varias tecnologías de terceros se comunicaran sin problemas.

El resultado: un ecosistema de tráfico digitalizado que puede detectar y adaptarse. Una red de cientos de sensores del Internet de las Cosas a través de 26 cruces señalizados combina la inteligencia artificial con la teoría del tráfico para mejorar el flujo del transporte público y proteger a los viajeros.

Los sistemas avanzados de detección por vídeo y las comunicaciones entre vehículos e infraestructuras siguen las estadísticas del tráfico, como la velocidad y el volumen. La red puede identificar los modos de desplazamiento, lo que permite a los ciclistas y peatones atravesar con seguridad los cruces peatonales sin necesidad de pulsar un botón. Cuando surge una emergencia, se da prioridad a los bomberos y a las ambulancias que responden a las llamadas. De manera similar, el sistema puede incorporar patrones de tráfico especiales que se utilizan para acontecimientos, como la Super Bowl que la ciudad acogió en 2019.

Toda la actividad a lo largo del corredor se monitoriza desde un centro de movilidad digital instalado y mantenido por los Arcadianos. Allí, los miembros del equipo, incluidos expertos del Instituto de tecnología y el Departamento de Transporte de Georgia, observan continuamente la red y prueban las posibles mejoras.

Para mejorar el valor de los datos que recoge el STI, el equipo lanzó una aplicación gratuita para que los conductores, ciclistas y peatones la utilicen en el corredor. Comparte información útil sobre el tráfico, como la sincronización de las señales, y alerta a los usuarios de los peligros inminentes, como un vehículo que se aproxima y que está viajando por encima del límite de velocidad.

Movilidad inteligente, segura y sostenible

Los avances en materia de seguridad han sido notables, con una disminución de accidentes del 20 al 35% en diferentes secciones del corredor. El nuevo sistema también consume menos energía que antes, por lo que respalda la misión del equipo de mejorar el medio ambiente a la par que la movilidad y la seguridad.

Los viajes más seguros y eficaces en North Avenue podrían ser solo el comienzo. Los responsables de la ciudad esperan que el Corredor Inteligente de North Avenue sirva como plataforma para las iniciativas de "ciudad inteligente" alrededor de Atlanta, donde los datos descubren mejores soluciones para los ciudadanos.


Capacidades empleadas

¿Quiere seguir leyendo?
Esto también podría resultarle de interés

Connect with {name} for more information & questions

Arcadis will use your name and email address only to respond to your question. More information can be found in our Privacy office