Cómo la urbanización nos hace repensar la forma en que vivimos en las ciudades

Si la idea de vivir en comunidad le recuerda a las comunas de los años sesenta o a residencias de estudiantes, piénselo de nuevo. La vida comunitaria de 2019, llamada ‘co-living’, está diseñada para abordar los problemas de vivienda asequible y a apelar a la forma en que la gente vive en el siglo XXI. Desde los millennials y nidos vacíos a aquellos que buscan una alternativa a las residencias de ancianos, el ‘co-living’ está ganando cada vez más fuerza.

Enfoque en el ciudadano

El modelo social dominante del siglo XX y la vivienda unifamiliar nuclear en las afueras de las ciudades, está siendo desplazado. A medida que las personas reevalúan sus necesidades, considerando tanto cuestiones económicas como la conectividad en la era de las redes sociales, el ‘co-living’ se está convirtiendo en un modelo a tener en cuenta, lo que está inspirando a urbanistas, arquitectos y promotores urbanos a pensar de forma diferente, en la medida en que las principales ciudades de todo el mundo buscan formas nuevas de mantener todo su atractivo enfocándose en el ciudadano y al mismo tiempo, mitigar los desafíos de la vivienda y sus parámetros económicos. Los operadores de hoteles y promotores comerciales en particular están a la vanguardia de este enfoque, buscando mantener su papel preferencial en un panorama de cambio estructural.

Arcadis trabaja con los planificadores y promotores urbanos en gestionar este crecimiento previsto en las ciudades, desarrollando formas de hacer de ellas lugares vitales y habitables, donde los ciudadanos prosperen. Lo bueno es que esta demanda está siendo impulsada por los propios ciudadanos: tienen voz y voto en la manera de cómo dar forma a nuestras ciudades.

¿Qué es el ‘co-living’?

El co-living es un tipo de convivencia intencional y colaborativa en la que los residentes participan activamente del diseño y la operatividad de la comunidad. Se basa en grupos de afinidad, es decir grupos de personas con intereses comunes o especiales, sociedades gastronómicas, asociaciones deportivas o de bienestar por ejemplo, que se unen para formar comunidades. En lugar de comprar un apartamento, las personas alquilan a largo o corto plazo un espacio donde las comodidades como servicios de limpieza o sanitarios están incluidos. Este tipo de economía compartida está ganando terreno.

Y también está generando nuevas oportunidades de negocio. Empresas como Kndrd están utilizando la tecnología para automatizar la parte administrativa del co-living. Haciendo clic en las preferencias, las partes interesadas pueden encontrar un espacio adecuado para ellos y posteriormente Kndrd se encarga del resto de aspectos, desde la búsqueda y reserva hasta la administración de la estancia o el diseño y gestión de las actividades que forman la vida comunitaria.

Oportunidades comerciales

Cada vez más, los operadores de hoteles y promotores comerciales están tratando de descubrir cómo pueden hacer que el co-living les beneficie. Arcadis trabaja con expertos que son líderes en estas áreas por lo que nos encontramos en una posición ideal para conectar sectores tradicionales y relacionarlos con estos pioneros.

 








Share on Wechat
"Scan QR Code" on WeChat and click ··· to share.